Noticias

Metástasis peligrosas protegidas: células cancerosas agresivas con nuevo ingrediente activo convertido en células grasas


¿Tratamiento innovador para el cáncer de seno?

El tratamiento del cáncer a menudo es extremadamente difícil. Los médicos ahora han desarrollado un nuevo enfoque de tratamiento que permite que las células cancerosas se conviertan en células grasas. Tal transformación de las células puede prevenir la formación de metástasis peligrosas.

En su estudio actual, los científicos de la Universidad de Basilea descubrieron que un nuevo tratamiento permite que las células cancerosas se conviertan en células grasas. Los expertos publicaron los resultados de su estudio en la revista en inglés "Cancer Cell".

El cáncer debe tratarse antes de la metástasis.

En los últimos años, los profesionales médicos han realizado consistentemente mejoras significativas en el diagnóstico y el tratamiento del cáncer. Es importante para un tratamiento exitoso que el cáncer se reconozca si es posible antes de que pueda extenderse en el cuerpo. Si un tumor ya ha comenzado a formar metástasis, el tratamiento exitoso sigue siendo difícil.

Tratamiento exitoso para tumores de cáncer de mama en ratones

Los científicos ahora están entendiendo mejor cómo se desarrolla el complejo proceso de metástasis. Las señales externas hacen que las células tumorales experimenten una transición epitelial-mesenquimatosa (EMT). Las células epiteliales alcanzan un estado de alta plasticidad, lo que les permite cambiar a otro tipo de células. En esta etapa, la célula se parece a una célula madre. Este proceso es esencial para varios mecanismos fisiológicos, incluido el desarrollo embrionario y la cicatrización de heridas. Desafortunadamente, las células cancerosas pueden usar la transición epitelial-mesenquimatosa para moverse de una parte del cuerpo a otra. Esto permite que el cáncer se propague a diferentes órganos y tejidos. La adaptabilidad especial en esta fase permite a los científicos combatir el cáncer en un estado vulnerable. En el estudio actual, los expertos analizaron el uso del estado similar a las células madre de las células tumorales metastásicas para convertirlas en un estado menos maligno. Esto puede prevenir el desarrollo de cáncer secundario. Probaron este tratamiento en ratones, que previamente habían sido implantados con tumores de cáncer de mama humano particularmente agresivos.

Las células cancerosas agresivas se convierten en células grasas inofensivas

Los roedores recibieron dos dosis de medicamentos ya aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA), uno como medicamento contra el cáncer (trametinib) y el segundo como medicamento antidiabético (rosiglitazona). Este tratamiento se llevó a cabo por un período de tres semanas. Los resultados fueron extremadamente prometedores. El tratamiento no solo podría evitar que el cáncer se propague a otras partes del cuerpo, sino que también suprimiría el crecimiento del tumor primario al evitar la proliferación de células cancerosas en este tumor. Las células cancerosas agresivas que se habían separado del tumor primario se convirtieron en células grasas, dice el autor del estudio, el profesor Gerhard Christofori, de la Universidad de Basilea. Mientras que el cáncer en el grupo de control se propagó a los pulmones y otros órganos, los ratones tratados con la terapia combinada no desarrollaron metástasis.

Las células grasas convertidas permanecieron células grasas

Otras pruebas celulares han demostrado que las células de cáncer de mama que se han convertido en células grasas siguen siendo células grasas a largo plazo, explica el profesor Christofori. El nuevo enfoque de tratamiento no puede convertir completamente el tumor primario en grasa, pero si se puede reprogramar una cantidad crítica de células tumorales, esto podría hacer que el tumor sea más sensible a la quimioterapia convencional.

Se necesita más investigación

Hasta ahora, el nuevo tratamiento solo funciona en ratones. La efectividad potencial en humanos no ha sido probada. Los médicos también explicaron que no todas las células cancerosas se transforman, sino solo aquellas que se someten a EMT durante la metástasis. Esto significa que incluso si la conversión de células cancerosas se convierte en una opción para los pacientes, lo más probable es que deba usarse junto con la quimioterapia en lugar de hacerlo. La investigación adicional ahora es para mostrar cómo esta técnica se puede usar en la quimioterapia existente y si también se puede usar para otros tipos de cáncer. (como)

Autor y fuente de información



Vídeo: Metástasis: Cómo se disemina el cáncer (Noviembre 2021).