Noticias

Éxito en la investigación: ¡la diabetes se curó por primera vez gracias a una nueva terapia!


Nueva esperanza para las personas con diabetes.

Un equipo de investigación internacional recientemente logró curar la diabetes en ratones por primera vez. Según los investigadores, el tratamiento subyacente también se puede llevar a cabo en humanos. Las células flexibles que se implantan en el páncreas juegan un papel clave.

Un equipo internacional compuesto por investigadores de la Universidad de Bergen, la Université de Genève, la Facultad de Medicina de Harvard, la Universiteit Leiden y el Centro de Células Madre de Oregon recientemente logró un gran avance en la investigación de la diabetes. Por primera vez, un equipo científico ha podido curar la diabetes, inicialmente solo en ratones. Sin embargo, los investigadores creen que la terapia también puede funcionar en humanos. Los resultados del estudio fueron publicados recientemente en la famosa revista "Nature".

Células flexibles del páncreas

Los investigadores encontraron que las células humanas del páncreas pueden cambiar su papel para combatir la diabetes después. En experimentos con animales en ratones, los científicos implantaron células previamente preparadas en el páncreas de ratones con diabetes. Los roedores se recuperaron de la enfermedad. Cuando se eliminaron las células, la diabetes volvió.

Las células son más flexibles de lo que se pensaba anteriormente.

Contrariamente a la opinión predominante de que las células siempre tienen un propósito específico, el equipo del estudio de Nature demostró que las células humanas pueden convertirse en otros tipos de células mucho mejor de lo que se pensaba. Los investigadores pudieron influir en las células de tal manera que cambiaron su función original.

La celda te cambia

Las células que producen la hormona glucagón en el páncreas juegan un papel clave. Por lo general, la hormona desencadena la producción de glucosa de alta energía, lo que conduce a un aumento en los niveles de azúcar en la sangre. "Al influir en las células productoras de glucagón en el páncreas, hicimos que las células produjeran insulina en su lugar", el profesor Helge Ræder, uno de los directores de investigación, resume los resultados del estudio en un comunicado de prensa.

Las células también son más resistentes a los ataques del sistema inmunitario.

Además, el estudio mostró que las células cambiadas no solo producen insulina, sino que también son más resistentes a los ataques del sistema inmunitario. Esto es particularmente importante en el tratamiento de la diabetes tipo 1, donde las células productoras de insulina son atacadas por el sistema inmunitario del cuerpo. "Esto significa que probablemente podamos usar las propias células del paciente sin temor a que las células manipuladas sean finalmente destruidas por el sistema inmune", explica el profesor.

Las nuevas terapias también son concebibles en otras áreas.

Los investigadores van un paso más allá con la importancia del conocimiento. El profesor Ræder cree que estos mecanismos no se limitan al páncreas. Está convencido de que esta flexibilidad celular se puede encontrar en muchos otros tipos de células en el cuerpo humano y que también puede curar muchas otras enfermedades. "La capacidad de las células para cambiar funciones puede ser importante para el tratamiento de otras enfermedades causadas por la muerte celular", concluyó el científico. El profesor menciona enfermedades neurológicas, ataques cardíacos y cáncer como ejemplos. (vb)

Autor y fuente de información



Vídeo: Cuáles son las complicaciones que tienen los diabéticos ante el COVID-19? (Enero 2022).