Noticias

El desmayo repentino puede ser genético


Cierto gen también puede estar detrás de un apagón

El desmayo no solo es causado por factores externos, sino que los genes también juegan un papel importante. Los investigadores daneses ahora han descubierto esto. Los científicos descubrieron que un gen específico aumentaba el riesgo de desmayo.

Los genes también juegan un papel

Según los expertos en salud, aproximadamente uno de cada tres de ellos experimenta desmayos (síncope) en el transcurso de su vida. La pérdida repentina de conciencia puede ser un evento único, pero también puede ocurrir una y otra vez. En algunos casos, los desmayos pueden indicar enfermedades potencialmente mortales. Sin embargo, a menudo, existen razones relativamente inofensivas por las que de repente te pones negro frente a tus ojos y vuelcas. Los investigadores ahora han descubierto que el desmayo no solo es causado por factores externos, sino que los genes también juegan un papel importante.

El desmayo puede ser fatal

Factores como las fluctuaciones en la presión arterial, el calor, la deshidratación y la ansiedad pueden provocar desmayos.

A veces también hay un problema neurológico o enfermedad cardíaca detrás de un apagón.

Los desmayos a veces pueden ser fatales si, por ejemplo, experimenta conducción o ciclismo.

Investigadores de la Universidad de Copenhague, el Statens Serum Institute y el Rigshospitalet Hospital se han acercado un poco más a explicar el fenómeno.

Según una declaración, los científicos son los primeros en identificar un gen asociado con un mayor riesgo de desmayo.

Los nuevos resultados de la investigación fueron publicados en la revista "Cardiovascular Research".

La variante genética aumenta el riesgo de desmayo

Los investigadores daneses analizaron datos del "Biobanco británico" del Reino Unido, que contiene información sobre alrededor de 400,000 británicos.

De estos, 9.163 habían recibido tratamiento médico por desmayo.

Para identificar las variantes genéticas asociadas con el desmayo, los científicos analizaron sistemáticamente millones de variantes genéticas en la composición genética de los participantes.

"Descubrimos que una variante del cromosoma 2 aumenta el riesgo de desmayo", dijo el autor del estudio Morten Salling Olesen de la Universidad de Copenhague.

El genoma humano puede contener una, dos o ninguna de estas variantes. Según los investigadores, las personas que portan ambas variantes genéticas tienen un 30 por ciento más de riesgo de desmayo que las personas que no son portadoras de la variante.

"Además, somos los primeros en mostrar que el desmayo es genético y que un mayor riesgo de desmayo podría ubicarse en un punto específico del genoma", dijo Olesen.

Las mujeres se desmayan el doble de veces

Los científicos también analizaron datos de un estudio danés en el que participaron 54,656 personas. El resultado confirmó sus hallazgos anteriores.

Los investigadores encontraron la misma variante de riesgo genético entre los vulnerables al desmayo que en el estudio británico.

También encontraron que las mujeres menores de 35 años se desmayan aproximadamente el doble de veces que los hombres menores de 35 años. La razón de esto aún se desconoce.

Y: "En el estudio, demostramos que si usted es mujer y tiene la variante de riesgo en ambos cromosomas del par de cromosomas n. ° 2, tiene un riesgo aproximadamente tres veces mayor de desmayo que los hombres que no tienen la variante de riesgo", dijo Olesen.

Falta de sangre y oxígeno en el cerebro.

Como dice el mensaje, se cree ampliamente que el desmayo es causado por la falta de sangre y oxígeno en el cerebro, lo que conduce a una pérdida completa de conciencia a corto plazo.

Existen diferentes tipos de síncope, siendo el síncope vasovagal el más común.

Aquí, por ejemplo, ver sangre causa una caída significativa en la presión arterial, que es causada por una frecuencia cardíaca lenta y una expansión de los vasos sanguíneos, y una reducción del flujo sanguíneo al cerebro.

El gen identificado por los investigadores y asociado con el desmayo se llama ZNF804A.

"Creemos que el gen que identificamos predispone al síncope vasovagal", dijo Olesen.

"Pero todavía no lo sabemos. Primero, tenemos que examinar el gen de cerca ”, dijo el experto. (anuncio)

Autor y fuente de información


Vídeo: Prevención e investigación de accidentes de trabajo y enfermedades ocupacionales (Noviembre 2021).