Enfermedades

Hemorragia: causas, síntomas y terapia.


Sangrado peligroso en el cerebro.

Con el sangrado en el cerebro, el sangrado ocurre en el cerebro o en sus estructuras envolventes. Esto puede conducir a un aumento de la presión cerebral y las fallas neurológicas resultantes. Dependiendo de dónde tiene lugar el sangrado, es decir, en qué área del cráneo o cerebro, se hace una distinción entre sangrado epidural, subaracnoideo y subdural. En cualquier caso, el sangrado en el cerebro es un asunto potencialmente mortal, a menudo con un desenlace fatal.

Causas

La hemorragia cerebral generalmente ocurre como resultado de un traumatismo, por ejemplo, debido a un accidente de tráfico, caída o similar. Las enfermedades que afectan el sistema vascular en el cerebro, la presión arterial alta (hipertensión) o un aneurisma (expansión de una arteria en forma de saco) también pueden ser el desencadenante. Las anomalías vasculares congénitas, los tumores cerebrales o los tumores vasculares también son causas potenciales.

Ciertos medicamentos, especialmente aquellos diseñados para prevenir la coagulación de la sangre, pueden causar sangrado en el cerebro. Los factores favorables incluyen el consumo de alcohol y / o drogas a largo plazo.

Sangrado en el cerebro - sangrado epidural

La hemorragia cerebral tiene lugar aquí en el llamado espacio epidural. La duramadre (meninges duras) del cerebro y la médula espinal consta de dos hojas separadas. La lámina externa forma el llamado periostio (periostio) y se encuentra contra el interior del canal espinal.

La hoja interna es una estructura tubular que rodea el cerebro y la médula espinal. Entre estas dos hojas está el espacio epidural, que está lleno de tejido adiposo y conectivo. Esto protege el cerebro y la médula espinal con cada movimiento de la columna. La causa del sangrado epidural suele ser una ruptura de una arteria meníngea como resultado de una fractura de cráneo.

Síntomas de sangrado epidural.

Una hemorragia epidural "clásica" ocurre de tal manera que después de la lesión, los afectados están inicialmente inconscientes por un corto tiempo. Después de eso, el paciente suele estar consciente durante unas horas y, por lo tanto, también responde. Si el daño al cerebro es muy masivo, este intervalo puede faltar. El sangrado crea un hematoma, que a su vez conduce a la pérdida de la conciencia. Un síntoma cardinal son dolores de cabeza extremos y rigidez en el cuello.

El paciente desarrolla síntomas a medias, por ejemplo, parálisis a medias. Además, dependiendo de la extensión del daño, existen las llamadas marcas de presión intracraneal. El cráneo es una estructura ósea que no puede extenderse. La hemorragia causa un hematoma, que acumula presión. Esto representa un cuadro clínico potencialmente mortal.

Los síntomas de presión intracraneal incluyen dolor de cabeza creciente en el área del cuello y la frente, mareos, cambios psicológicos, náuseas, mañana, vómitos, ver imágenes dobles, puntos de salida nerviosa dolorosa y una tendencia al hipo y al bostezo.

El principal medio de diagnóstico es la TC (tomografía computarizada), que se puede usar para determinar el sangrado, su extensión y ubicación. El alivio rápido de la presión a través de la cirugía es extremadamente importante para que el tejido del cerebro no se dañe.

Hemorragia subdural aguda

La hemorragia subdural aguda es una hemorragia cerebral que se desarrolla dentro de las 72 horas y en la que la sangre se acumula en el espacio subdural. Las causas de esto son una lesión cerebral traumática o un cráneo roto. El espacio subdural se encuentra entre las dos meninges suaves internas. Esto está lleno de licor.

Síntomas de sangrado subdural

Los síntomas clínicos de la hemorragia subdural a menudo no se pueden distinguir de los de la hemorragia epidural porque los cuadros clínicos son muy similares. Incluso con esta hemorragia cerebral, los afectados se desmayan inmediatamente después del evento desencadenante, generalmente una lesión. Esto puede ser seguido por un tiempo sin síntomas de unas pocas horas, durante el cual los pacientes están conscientes y responden. Sin embargo, este intervalo suele estar completamente ausente.

En cualquier caso, se desarrolla una profunda pérdida de conciencia. Los signos a medias aparecen durante el sangrado subdural. Las marcas de presión cerebral, como se menciona en la hemorragia epidural, también ocurren en esta forma de hemorragia cerebral. CT también se utiliza para diagnósticos. La vigilancia estrecha del paciente y, si es necesario, cualquier alivio de la presión quirúrgica son esenciales para la supervivencia.

Hemorragia subdural crónica

El sangrado subdural crónico, también llamado hematoma subdural crónico, es un sangrado lento hacia el espacio subdural, en el cual los síntomas se desarrollan gradualmente durante un período de dos a tres meses.

La causa suele ser un leve trauma que el paciente a menudo ya no recuerda, como un golpe en la cabeza. Esto conduce a un sangrado muy lento que sangra en el espacio subdural. Esto afecta principalmente a pacientes mayores y personas que tienen un trastorno de coagulación, como es el caso de los alcohólicos, por ejemplo.

Síntomas de sangrado subdural crónico

La hemorragia subdural afecta principalmente a las personas mayores. Debido a la creciente masa del hematoma durante semanas, sufren dolores de cabeza, fatiga y dificultad para concentrarse. Esto a menudo se descarta con sensibilidad al clima y no se toma realmente en serio. Los cambios en la personalidad también son posibles.

Hemorragia subaracnoidea

Con la hemorragia subaracnoidea, la hemorragia cerebral se produce entre la aracnoides (telaraña) y la piamadre (meninges internas). La causa de este sangrado suele ser la ruptura de un aneurisma de la arteria cerebral, en el cual el sangrado se extiende al espacio subaracnoideo, el espacio entre la telaraña y las meninges internas.

Un aneurisma de la arteria cerebral generalmente surge sobre la base de una debilidad inherente de la pared vascular. Esto conduce gradualmente a una expansión en forma de saco del vaso afectado. El aneurisma suele estar tan avanzado a la edad de cuarenta a cincuenta años que puede estallar como resultado de un ligero aumento de la presión arterial y puede producirse una hemorragia cerebral posterior.

Otras causas de hemorragia subaracnoidea incluyen aumento de la tendencia al sangrado, leucemia, malformaciones arteriovenosas en el espacio subaracnoideo, sangrado por metástasis y trauma. Solo alrededor del treinta por ciento de los afectados informan que la hemorragia cerebral fue precedida por un evento especial, como un esfuerzo especial.

Síntomas de hemorragia subaracnoidea

Los dolores de cabeza repentinos y masivos en la parte posterior de la cabeza son típicos del sangrado arterial en el espacio subaracnoideo. Esto se acompaña de náuseas y vómitos. Al principio el estado de conciencia se nubla, luego ocurre la inconsciencia. Poco antes de la hemorragia, pueden aparecer los llamados síntomas de advertencia, como ver imágenes dobles.

El meningismo se muestra en el examen neurológico del paciente. Este es un complejo de síntomas causados ​​por la irritación de las meninges. Las quejas características son dolor de cabeza, fotofobia, rigidez en el cuello, hipersensibilidad al dolor, náuseas, vómitos, latidos cardíacos irregulares, aumento de la sudoración y cambios psicológicos.

Al igual que con los otros tipos de hemorragia cerebral ya mencionados, la TC es el medio de elección aquí para poder hacer un diagnóstico lo más rápido posible. La cirugía temprana generalmente da los mejores resultados.

Terapia para el sangrado en el cerebro.

El tiempo para la terapia es crucial para el éxito. Cuanto antes se administre el tratamiento, mayor será la probabilidad de que los afectados sobrevivan. Si existe la más mínima sospecha de hemorragia cerebral, el paciente debe ir inmediatamente a una clínica. Los métodos de imagen como la tomografía computarizada (TC) y / o la angiografía por tomografía computarizada permiten un diagnóstico rápido de la ubicación y propagación de la hemorragia.

Si hay sangrado en el cerebro, el rendimiento del cerebro está restringido, lo que generalmente requiere ventilación artificial. Si la presión aumenta debido al sangrado, se realiza una operación en la que se extrae el hematoma y se intenta detenerlo. Si el evento ha surgido sobre la base de un trastorno de coagulación de la sangre, se administra sangre preservada. La presión arterial alta se trata con medicamentos adecuados. Con hemorragia subaracnoidea, puede desarrollarse hidrocefalia o una congestión del agua cerebral, que se trata mediante una intervención neuroquirúrgica.

Después de la terapia aguda, sigue un tratamiento a largo plazo, una rehabilitación neurológica duradera. Está tratando de permitir que los afectados cada vez más vuelvan a la vida "normal". Pueden pasar años antes de que el paciente pueda volver a vivir independientemente, aunque los síntomas residuales a menudo permanecen después de una hemorragia.

Medidas preventivas

Hay algunas medidas preventivas disponibles para contrarrestar la aparición de hemorragias en el cerebro. Esto incluye reducir el exceso de peso existente y normalizar la presión arterial excesiva. El ejercicio regular es importante. Un control de salud regular es particularmente recomendable si hay un derrame cerebral, ataque cardíaco, presión arterial alta y trastornos de la coagulación de la sangre en la génesis familiar.

Si ya existen enfermedades como diabetes o presión arterial alta, deben ser tratadas con la medicación adecuada y controladas regularmente por un médico. Una dieta sana, equilibrada, rica en vitaminas y baja en grasas con un bajo contenido animal, ejercicio regular, ejercicios de relajación (por ejemplo, entrenamiento autógeno o yoga) y suficiente sueño contribuyen a la prevención. (SO)

Autor y fuente de información

Este texto corresponde a las especificaciones de la literatura médica, pautas médicas y estudios actuales y ha sido revisado por médicos.

Susanne Waschke, Barbara Schindewolf-Lensch

Hinchar:

  • Institute for Quality and Efficiency in Health Care (IQWiG): ¿Qué le sucede a una hemorragia cerebral? (Acceso: 30.07.2019), gesundheitsinformation.de
  • German Stroke Aid Foundation: Causes of Brain Bleeding (consultado: 30 de julio de 2019), schlaganfall-hilfe.de
  • Sociedad Alemana de Accidentes Cerebrovasculares: estudio alemán sobre el tratamiento de hemorragias entre los anticoagulantes (consultado: 30 de julio de 2019), dsg-info.de
  • Hacke, Werner: Neurology, Springer, 14th edition, 2015
  • Steiner T. / Juvela S. / Unterberg A. / et al .: Pautas de la Organización Europea de Accidentes Cerebrovasculares para el Manejo de Aneurismas Intracraneales y Hemorragia Subaracnoidea, Cerebrovasc Dis, 2013, karger.com
  • Herold, Gerd: Medicina interna 2019, autoeditado, 2018
  • Sociedad Alemana de Neurología (DGN): Directriz S2e Sangrado intracerebral, a partir de septiembre de 2012, dgn.org
  • Clínica Cleveland: hemorragia intracraneal, hemorragia cerebral y accidente cerebrovascular hemorrágico (consultado: 30 de julio de 2019), my.clevelandclinic.org
  • Harvard Health Publishing: Hemorrhagic Stroke (consultado: 30 de julio de 2019), health.harvard.edu

Códigos ICD para esta enfermedad: los códigos I60-I62, S06ICD son codificaciones internacionalmente válidas para diagnósticos médicos. Puedes encontrar p. en cartas del médico o en certificados de discapacidad.


Vídeo: Hemorroides: causas, síntomas y tratamientos (Noviembre 2021).