Noticias

COVID-19: peligro de coágulos sanguíneos en la infección por SARS-CoV-2


Relación entre COVID-19 y coágulos de sangre identificados

En todo el mundo, COVID-19 se trata como una enfermedad pulmonar primaria, pero las complicaciones de los coágulos sanguíneos también se observan repetidamente en personas con COVID-19. Esto sugiere que la insuficiencia respiratoria en COVID-19 no se debe únicamente al desarrollo del síndrome de dificultad respiratoria aguda, sino que los procesos trombóticos microvasculares pueden desempeñar un papel.

La reciente investigación de la Universidad de Edimburgo encontró que los procesos trombóticos microvasculares parecen jugar un papel importante en el desarrollo de insuficiencia respiratoria en COVID-19. Los resultados del estudio fueron publicados en la revista en inglés "Radiology".

¿Complicaciones trombóticas en pacientes con COVID-19?

El estudio describió la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de complicaciones por coágulos sanguíneos en pacientes con COVID-19. Las preocupaciones sobre las complicaciones trombóticas han aumentado según informes recientes que muestran una fuerte asociación entre los niveles elevados de dímero D y el mal pronóstico.

¿COVID-19 es realmente una enfermedad pulmonar primaria?

En todo el mundo, COVID-19 se trata como una enfermedad pulmonar primaria. Sin embargo, a partir del análisis de todos los datos médicos, de laboratorio y de imágenes actuales disponibles en COVID-19, quedó claro que los síntomas y las pruebas de diagnóstico no pueden explicarse solo por la ventilación pulmonar deteriorada, informan los investigadores.

La insuficiencia respiratoria en COVID-19 no se debe únicamente al síndrome de dificultad respiratoria aguda

Observaciones recientes indican que la insuficiencia respiratoria en COVID-19 no se debe únicamente al desarrollo del síndrome de dificultad respiratoria aguda, sino que los procesos trombóticos microvasculares pueden desempeñar un papel. Esto puede tener importantes consecuencias para el manejo diagnóstico y terapéutico de los afectados. El grupo de investigación explica que existe una estrecha relación entre los valores de dímero D, el curso de la enfermedad y las características de la TC de tórax que indican trombosis venosa.

El estado protrombótico y trombótico de COVID-19 debe considerarse

Además, varios estudios en pacientes con COVID-19 han demostrado una asociación muy fuerte entre el aumento de los niveles de dímero D y una enfermedad grave o mal pronóstico. Los investigadores enfatizan que se debe prestar especial atención al diagnóstico inicial y al tratamiento de la afección protrombótica y trombótica, que puede ocurrir en un porcentaje significativo de los afectados por COVID-19.

El síndrome COVID-19 afecta gradualmente a todos los órganos del cuerpo.

Los estudios de imagen y patológicos confirmaron que el síndrome COVID-19 es un proceso inflamatorio trombótico que inicialmente afecta la perfusión pulmonar, pero afecta sucesivamente a todos los órganos del cuerpo, informan los investigadores. Otro estudio llegó a resultados similares, que mostraron que el nuevo coronavirus causa inflamación vascular sistémica.

¿Cuándo es apropiada la terapia anticoagulante?

Este síndrome altamente trombótico conduce a macrotrombosis y embolia. Por lo tanto, es aconsejable la profilaxis estricta de la trombosis, la monitorización adecuada de la imagen con tratamiento anticoagulante temprano en caso de sospecha de tromboembolismo venoso, aconsejan los investigadores.

¿Qué medidas se deben tomar?

Las recomendaciones para el manejo diagnóstico y terapéutico, que varían según los síntomas y el perfil de riesgo del paciente, incluyen dosis profilácticas de heparina, tomografía computarizada del tórax, angiografía pulmonar por tomografía computarizada y pruebas de dímero D de rutina, continúa el grupo de investigación.

¿Conexión entre COVID-19 y embolia pulmonar?

También se han realizado hallazgos que relacionan más específicamente COVID-19 con la embolia pulmonar. Al analizar 106 angiografías de CT pulmonar realizadas durante un mes en un centro de atención terciaria en Francia para pacientes con COVID-19, 32 pacientes (30 por ciento) tenían embolia pulmonar aguda. Esta tasa de embolia pulmonar es mucho más alta de lo normal en pacientes críticos sin infección por COVID-19 (1.3 por ciento) o en pacientes de la sala de emergencias (tres a diez por ciento).

COVID-19 es más que una infección pulmonar

Los investigadores concluyen que COVID-19 afecta la vasculatura pulmonar y otros órganos y está asociado con un alto riesgo de trombosis con eventos agudos potencialmente mortales que requieren un tratamiento adecuado. (como)

Autor y fuente de información

Este texto corresponde a los requisitos de la literatura médica, las pautas médicas y los estudios actuales y ha sido revisado por médicos.

Hinchar:

  • Matthijs Oudkerk, Harry R Büller, Dirkjan Kuijpers, Nick van Es, Sitse F Oudkerk et al.: Diagnóstico, prevención y tratamiento de complicaciones tromboembólicas en COVID-19: Informe del Instituto Nacional de Salud Pública de los Países Bajos, en Radiología ( Publicada 23/03/2020), Radiología


Vídeo: INTRIGA POR LA EVIDENCIA DE COÁGULOS SANGUíNEOS EN PACIENTES CON COVID-19 (Septiembre 2021).