Noticias

Dieta: ¿cuándo las grasas saturadas se vuelven insalubres?


¿Cuántas grasas saturadas son seguras?

Las grasas saturadas se encuentran en muchos alimentos, pero generalmente se consideran poco saludables. Aumentan los niveles de lípidos en la sangre y el colesterol LDL "malo", lo que aumenta el riesgo de enfermedad cardíaca. Pero, ¿son tales grasas generalmente siempre dañinas o hay un consumo inofensivo? Un nutricionista explica.

Katherine Patton es dietista registrada en la reconocida Clínica Cleveland en los Estados Unidos. En un informe reciente de la clínica, el nutricionista explica cómo se puede lograr un equilibrio saludable entre las grasas saturadas e insaturadas. Porque incluso las grasas saturadas poco saludables son inofensivas en la proporción correcta.

De la lluvia a los aleros

Los estudios y metaanálisis en los últimos años han demostrado en repetidas ocasiones que el consumo de grasas saturadas se asocia con un aumento de los niveles de colesterol y un mayor riesgo de enfermedades coronarias.

La industria alimentaria también reaccionó a esto y redujo más y más grasas saturadas en los alimentos. Sin embargo, a menudo se agrega más azúcar o carbohidratos para esto, lo que aumenta la cantidad de calorías. El alto consumo de azúcar a su vez puede provocar obesidad, diabetes, resistencia a la insulina y enfermedades del corazón. Por lo tanto, Patton recomienda no confiar en alimentos bajos en grasa, sino reemplazar las grasas saturadas con proteínas vegetales, verduras y frutas frescas.

¿Dónde están las grasas saturadas al acecho?

"Trate de encontrar un equilibrio e incluya un poco más de grasas saludables en su dieta", aconseja el nutricionista. La American Heart Association recomienda que no obtenga más del seis por ciento de sus calorías diarias de grasas saturadas. Las fuentes comunes son mantequilla, queso, lácteos, aves, cerdo y aceite de coco.

Mejores alternativas

Aquellos que obtienen demasiadas calorías de estas fuentes deberían, según Patton, reemplazar algunos de esos alimentos con alternativas más saludables, como granos enteros, vegetales, frutas y fuentes de proteínas vegetales como frijoles, lentejas y nueces.

Consume más grasas insaturadas

A diferencia de las grasas saturadas, las grasas no saturadas se consideran saludables y promueven el sistema cardiovascular. Las buenas fuentes de grasas insaturadas incluyen aguacates, aceite de oliva virgen, pescado graso como salmón y arenque, legumbres como frijoles y lentejas, y nueces, especialmente nueces y almendras. Patton recomienda la dieta mediterránea como base para una dieta saludable. Este concepto nutricional ofrece una buena base para una dieta sana y equilibrada.

La regla general para el equilibrio de grasas

"No recomendamos evitar por completo las grasas saturadas", enfatiza Patton. Mientras solo entre el cinco y el diez por ciento de las calorías totales provengan de tales grasas, esto es inofensivo para la salud. Sin embargo, también debe asegurarse de que del 20 al 25 por ciento de las calorías diarias se obtengan de grasas insaturadas, según el dietista. (vb)

Autor y fuente de información

Este texto corresponde a los requisitos de la literatura médica, las pautas médicas y los estudios actuales y ha sido revisado por médicos.

Editor graduado (FH) Volker Blasek



Vídeo: Cuáles son las grasas saturadas y cómo funcionan en el organismo? Sale el Sol (Septiembre 2021).